Unidad de Urología

Introducción

Que es el cáncer

Es un conjunto de enfermedades con comportamientos clínicos y evolutivos distintos pero que tienen unas características comunes.
Todos los cánceres empiezan en las células, que son las unidades básicas de vida del organismo. Cuando cambian en su crecimiento o división de una manera no controlada, desarrollan una masa o tumor. Dependiendo de dónde ocurre este fenómeno se denominan cáncer de: mama, colon, próstata, pulmón, etc.
Puede ser que no exista efecto masa que es el caso del cáncer de la sangre o del sistema linfático: Leucemias, Linfomas, Mielomas, etc.
Un cáncer tiene la capacidad de invadir otras localizaciones del organismo, bien estructuras vecinas o a distancia del foco inicial: metástasis.
Aunque no es lo más frecuente, pueden existir dos o más tumores distintos en la misma persona.
Un pequeño porcentaje de cánceres se consideran hereditarios.

Conveniencia de las Unidades de Diagnóstico y Tratamiento

Al ser el cáncer una enfermedad tremendamente compleja precisa para su estudio, diagnóstico y tratamientos adecuados la complicidad de médicos y enfermeras de distintas especialidades, así como unidades de apoyo al paciente y la familia.

Qué hace una Unidad de Diagnóstico y Tratamiento

Se trata de un grupo de especialistas que estudia todos los pacientes nuevos de un Cáncer específico que llegan al hospital. Todas las semanas se reúne y planifica la estrategia diagnóstica y terapéutica más adecuada para cada caso.
Además, planifica los distintos tratamientos: quirúrgico, quimioterápico, radioterápico, etc... de la forma más rápida posible.
Por otro lado, analiza e informa los casos de este tipo cáncer procedentes de una consulta de segunda opinión y se entrevista con las personas solicitantes.
Revisa y actualiza periódicamente el protocolo terapéutico y expone temas de actualidad relacionados con el tipo de tumor.

Descripción y Tipos de Cáncer

En esta unidad multidisciplinaria se estudian todos los casos nuevos de Cáncer de Vías Urinarias que van a ser tratados por los servicios médicos del centro.

Se realiza un estudio personalizado de los pacientes con tumores de próstata, vejiga, riñón, testículo y pene. En la unidad se confeccionan y aprueban los protocolos de diagnóstico y tratamiento propios de los tumores urológicos para la administración de las distintas formas de radioterapia y quimioterapia.

Cáncer de células Renales

Es el que se forma en el tejido renal encargado de la limpieza de los desechos presentes en la sangre o en la pelvis, que es el órgano colector de la orina en la salida de ambos riñones.

Cáncer de células transicionales de Pelvis y Uréter

Neoplasia originada en las vías urinarias, suele iniciarse con un dolor de espalda que no cede al tratamiento habitual o por la presencia de sangre en la orina. Se ha asociado a la administración crónica de antiinflamatorios, al tabaco y a la exposición a determinadas sustancias químicas en el entorno laboral.

Cáncer de Pene

Originado en el recubrimiento epitelial del mismo tanto en la zona de piel externa como en la mucosa interna. Se suele diagnosticar por la aparición de una ulceración que no termina de curar en alguna zona del pene. Existe una asociación clara entre la infección por el virus del papiloma humano y la aparición de cáncer de pene.

Cáncer de Próstata

La próstata es una glándula del aparato reproductor masculino localizada justo debajo de la vejiga (el órgano que recoge y desecha la orina) y delante del recto. Se encuentra principalmente en hombres de edad avanzada que presentan dificultad para orinar, orinas frecuentes de poca cantidad, dolor con la micción o problemas sexuales.

Se confirma su diagnóstico mediante sospecha clínica, analítica con PSA (Antígeno Prostático Específico) y biopsia del tejido sospechoso. Existen diferentes tratamientos para este tipo de tumor pero preferentemente se utiliza la Radioterapia convencional externa o los implantes de Braquiterapia o la cirugía mediante abordaje transuretral o externo en casos radicales.

Cáncer Testicular

La mayoría de los cánceres de testículo comienzan a formarse en las células germinales (células que elaboran los espermatozoides) y se llaman tumores de células germinales del testículo. Son más frecuentes en varones en edad joven o media que consultan por la aparición de un bulto o aumento de tamaño doloroso de uno o ambos testículos. El tratamiento fundamental es la quimioterapia, obteniendo altas tasa de curación. Su especialista le aconsejará acerca de tomar medidas previas para evitar una posible esterilidad tras el tratamiento.

Cáncer de Vejiga

Cáncer que se forma en los tejidos de la vejiga (el órgano que almacena orina). La mayoría de los cánceres de vejiga son carcinomas de células de transición (cáncer que empieza en células que normalmente forman el recubrimiento interno de la vejiga). Otros tipos incluyen el carcinoma de células escamosas y el adenocarcinoma.

La mayoría de los cánceres de vejiga se dan en pacientes fumadores y se puede decir que es una neoplasia relacionada con el tabaquismo de la misma manera que el cáncer de laringe o el de pulmón. Se suele diagnosticar por la dificultad o el dolor con la micción que llevan a la consulta de un especialista. El tratamiento depende del estadio tumoral y se trata mediante técnicas endoscópicas con o sin quimioterapia intravesical o cirugías limitadas en estadios iniciales o con protocolos de cirugía, radioterapia y quimioterapia en estadios avanzados.

Diagnóstico Radiológico

Se dispone de Ecografía de vías urinarias, TAC, RMN, Cistouretrografía y Urografía con contraste endovenoso. En casos avanzados se hace necesario el uso de Tomografía por emisión de positrones asociada a TAC (PET-TAC).

En el caso de la RMN se realizan RMN metabólicas con bobina endorrectal para mejorar el proceso diagnóstico o de seguimiento.

Diagnóstico anatomopatológico

El Servicio de Anatomía Patológica cuenta con las técnicas más adecuadas para el diagnóstico microscópico, inmunohistoquímico y genético de cualquier tejido tumoral de las vías urinarias. En ocasiones se requiere de apoyo radiológico para la toma de muestras mediante punciones ecoguiadas o guiadas por TAC.

Cada caso concreto se estudia en la Unidad y se hace una propuesta de tratamiento. Una vez aceptada por el paciente y la familia se inicia el proceso para iniciar el tratamiento en un plazo de tiempo lo más reducido posible.

Radioterapia

Radioterapia Externa convencional

Tomoterapia y Radioterapia de intensidad modulada (IMRT)

Braquiterapia de baja tasa de dosis (Implantes permanentes)

La Unidad de Urología es pionera en España en la aplicación de Braquiterapia para el cáncer de próstata. La Braquiterapia es un procedimiento que deposita dentro de la próstata semillas cargadas de radiactividad. Cada semilla es una cápsula de titanio de 1 mm de diámetro por 5 mm de longitud, que contiene un isótopo radiactivo. En cada tratamiento se depositan en la próstata de forma permanente un número de semillas que oscila entre 80 y 140 que descargan una dosis de radiación controlada que destruye las células tumorales sin producir apenas efectos colaterales indeseables en los tejidos sanos próximos.

Braquiterapia de alta tasa de dosis (HDR)

Se realizan implantes temporales de manera similar a la de baja tasa pero se aplica en casos específicos dependiendo de la extensión local.

Cirugía de Vías urinarias

Tratamiento radical del cáncer de vejiga sin derivación externa

Prostatectomía radical

Ureterosigmoidostomia destubulizada de Mainz

Cirugía Láser CO2

Tratamiento Médico

La quimioterapia tiene un papel preponderante en el tratamiento de las neoplasias testiculares. Se realiza preferentemente con agentes derivados del platino, normalmente Cisplatino.

En casos de tumores avanzados de vías urinarias, especialmente prostáticos y renales se hace necesaria la administración de tratamientos de quimioterapia en los cuales se están viendo recientemente muchos cambios con la entrada en protocolos de nuevos fármacos como los inhibidores de Tirosinkinasa que se administran de forma oral.

El cáncer de próstata a menudo puede ser detectado precozmente con la determinación sanguínea de PSA, mejor acompañado de un tacto rectal, debido a que la glándula prostática se localiza justamente delante del recto, con ello se puede apreciar si existen áreas de consistencia dura (leñosa) en la próstata que indican a menudo que existe un cáncer. Si estas pruebas se realizan anualmente de rutina y alguno de los resultados fuera anormal, se tiene la probabilidad de diagnosticar un cáncer en estado precoz.

Por otro lado, si existen síntomas de dolor o dificultad al orinar, presencia de sangre en la orina o en el semen, dolor de espalda persistente que no cede con analgésicos, dolor o inflamación testicular o heridas o úlceras en la piel del pene o el escroto que no curan se debe acudir al médico de familia para que pueda valorar si debe remitir al paciente a un especialista en urología.

  • Derivación Osakidetza
  • Consultas de Segunda Opinión
  • Pacientes de Seguros Privados
Primera Consulta Onkologikoa
  • Completar Estudio
  • Laboratorio
  • Anatomía
  • Radiología
  • Endoscopia Urológica
Unidad Funcional Urología
Tratamiento
Reevaluación Unidad Funcional Urología

¿Cuáles son los factores de riesgo para padecer un carcinoma de vías urinarias o próstata?

El cáncer de vías urinarias se ha asociado al tabaquismo, al uso crónico de medicamentos antiinflamatorios y a la exposición a determinadas sustancias químicas de uso industrial o sanitario.

El cáncer de próstata es más frecuente en pacientes con antecedentes familiares o en aquellos que han tenido previamente una neoplasia intraepitelial de próstata.

Respecto al cáncer testicular la criptorquidia (falta de descenso de un testículo) o los antecedentes familiares son los factores de riesgo más conocidos.

La infección por el Virus del Papiloma Humano se ha asociado a la aparición de cáncer de pene.

¿Cuáles son los síntomas iniciales de un cáncer de vías urinarias?

Los síntomas iniciales pueden incluir dolor o dificultad para la micción espontánea, presencia de sangre en la orina o en el semen, dolor de espalda persistente que no cede con analgésicos, dolor o inflamación testicular o heridas o úlceras en la piel del pene o el escroto que no curan.

¿Cómo se trata en Onkologikoa el cáncer de próstata?

Onkologikoa dispone de todas las formas posibles de tratamiento del cáncer de próstata. Desde las cirugías mínimamente invasivas transuretrales a los abordajes externos, pasando por la radioterapia externa, la Braquiterapia o implantes de semillas prostáticas y el uso de los últimos avances farmacológicos y en quimioterapia y hormonoterapia para tumores avanzados.

¿Cuándo es recomendable el uso de Braquiterapia en cáncer de próstata?

La Braquiterapia es un tratamiento rápido, efectivo, con pocos efectos secundarios y recomendable para pacientes con tumores en fases iniciales, sin extensión fuera de la próstata y con crecimiento no acelerado. Además no pueden haber sido previamente operados ni tener próstatas excesivamente grandes. En casos seleccionados la técnica se realiza de forma más fácil y el tratamiento ha demostrado ser más efectivo.

¿Cómo se administra el tratamiento de Braquiterapia?

En primer lugar se realiza un estudio del volumen prostático mediante Ecografía Transrectal; posteriormente y sobre ese modelo volumétrico se planifica el implante de las semillas radioactivas por el equipo de Física Médica para dar la dosis necesaria en la zona tumoral protegiendo las zonas sanas adyacentes, especialmente la vejiga, la uretra, el recto y los nervios adyacentes a la próstata. Finalmente, el implante se completa en un sólo día de hospitalización con el paciente sedado y bajo anestesia epidural. De acuerdo con las coordenadas y la profundidad de la planificación se introducen las semillas. Todo es controlado en tiempo real mediante ecografía y radioscopia. Una cistoscopia asegura que no haya semillas en vejiga y uretra. Unas radiografías post-implante sirven para que el equipo de planificación confirme la posición de las semillas.

¿El tratamiento con Braquiterapia en cáncer de próstata cura definitivamente?

Si.

¿El tratamiento con Braquiterapia suple al tratamiento quirúrgico de cáncer de próstata?

Si está indicada la Braquiterapia no es necesario realizar una cirugía.

¿Las semillas hay que quitarlas al cabo de un tiempo?

No, se quedan en el organismo para siempre sin ningún tipo de complicación.

¿Qué complicaciones tiene la Braquiterapia con semillas en el cáncer de próstata?

Prácticamente ninguna, nunca produce incontinencia y en muy pocos casos impotencia.

¿Onkologikoa tiene experiencia en el tratamiento con Braquiterapia del cáncer de próstata?

Llevamos muchos años aplicando esta técnica y consecuentemente se ha realizado un número muy importante de pacientes.