Unidad de Soporte al paciente y familia

Introducción

Que es el cáncer

Es un conjunto de enfermedades con comportamientos clínicos y evolutivos distintos pero que tienen unas características comunes.
Todos los cánceres empiezan en las células, que son las unidades básicas de vida del organismo. Cuando cambian en su crecimiento o división de una manera no controlada, desarrollan una masa o tumor. Dependiendo de dónde ocurre este fenómeno se denominan cáncer de: mama, colon, próstata, pulmón, etc.
Puede ser que no exista efecto masa que es el caso del cáncer de la sangre o del sistema linfático: Leucemias, Linfomas, Mielomas, etc.
Un cáncer tiene la capacidad de invadir otras localizaciones del organismo, bien estructuras vecinas o a distancia del foco inicial: metástasis.
Aunque no es lo más frecuente, pueden existir dos o más tumores distintos en la misma persona.
Un pequeño porcentaje de cánceres se consideran hereditarios.

Conveniencia de las Unidades de Diagnóstico y Tratamiento

Al ser el cáncer una enfermedad tremendamente compleja precisa para su estudio, diagnóstico y tratamientos adecuados la complicidad de médicos y enfermeras de distintas especialidades, así como unidades de apoyo al paciente y la familia.

Qué hace una Unidad de Diagnóstico y Tratamiento

Se trata de un grupo de especialistas que estudia todos los pacientes nuevos de un Cáncer específico que llegan al hospital. Todas las semanas se reúne y planifica la estrategia diagnóstica y terapéutica más adecuada para cada caso.
Además, planifica los distintos tratamientos: quirúrgico, quimioterápico, radioterápico, etc... de la forma más rápida posible.
Por otro lado, analiza e informa los casos de este tipo cáncer procedentes de una consulta de segunda opinión y se entrevista con las personas solicitantes.
Revisa y actualiza periódicamente el protocolo terapéutico y expone temas de actualidad relacionados con el tipo de tumor.

Descripción

Unidad Mulltidisciplinar para el tratamiento de soporte de pacientes con cáncer avanzado. Atiende las distintas necesidades para conseguir un tratamiento integral para el paciente y su familia, abarcando el aspecto biológico, psicológico, laboral, social y familiar.

Los pacientes oncológicos, a lo largo de la evolución de su enfermedad pueden presentar necesidades físicas y psicológicas que deben ser tratadas adecuadamente. Esto hará que mejore su calidad de vida, le ayude a sobrellevar la enfermedad aliviando su sufrimiento, mejore su relación familiar, aumente la actividad y el confort personal y familiar…

Por ello, los cuidados se soporte o continuos son aplicables a lo largo de todo el proceso evolutivo de la enfermedad y sus diferentes etapas, incluso asociados a tratamientos como quimioterapia o radioterapia que se apliquen buscando prolongar la supervivencia; cobrando mayor importancia en las fases avanzadas de la enfermedad.

 

 

La Unidad está destinada al control de síntomas físicos, así como el aspecto psicológico y también social del paciente y su familia.

Trabaja en conexión con otros servicios dentro del propio hospital que complementan esta actividad como la Unidad del Dolor, Fisioterapia.

También busca una coordinación con otros niveles asistenciales como Hospitalización a Domicilio, unidades de paliativos crónicos, centros sociosanitarios, procurando en cada caso la mejor respuesta para el seguimiento y tratamiento de cada paciente.

La necesidad de un tratamiento de soporte estará indicado por los especialistas que tratan habitualmente a los pacientes.

​Sistemática de trabajo

Se realiza una reunión diaria en la que participan todos los componentes de la Unidad junto con enfermería, Oncología y Farmacia; y en la que se valora la evolución de los pacientes ingresados, así como sus necesidades personales y familiares.

La actividad asistencial se realiza en distintos ámbitos

Hospitalización

En ella, los médicos de Medicina Interna, en trabajo conjunto con los especialistas de Oncología, atienden las descompensaciones agudas, complicaciones de los tratamientos oncológicos recibidos… que puedan aparecer durante la evolución de la enfermedad. También son los médicos encargados del tratamiento y control de las descompensaciones de otras patologías (diabetes, cardiopatías…) que surjan en el curso de la propia enfermedad oncológica.

En los casos en los que ya no se considere indicado un tratamiento activo, y ya más enfocado a la actividad propia de la Unidad de Soporte, se procurará el control de los síntomas, adecuando los cuidados a las necesidades de cada paciente. Si se estabiliza el paciente, se le enviará de alta a su domicilio, o si se considera indicado se coordinará el seguimiento en su casa por parte de Hospitalización Domiciliaria; o en otros casos se trasladará a otro centro (Paliativos Crónicos, Sociosanitario).

Los pacientes y familiares en los que se detecte un sufrimiento psicológico, o se solicite por ellos, serán valorados y tratados por los especialistas de Psiconcología y/o Psiquiatría; y posteriormente dirigidos a consultas externas para su seguimiento en caso de que se considere susceptible de recibir el alta.

La Trabajadora Social valora y facilita las soluciones para las necesidades sociales que presenten el paciente y su familia, y que tienen efectos sobre el tratamiento y proceso de enfermedad. Contribuye en la planificación del alta hospitalaria de aquellos pacientes que requieran apoyos en el domicilio o traslados a centros sociosanitarios y paliativa.

Durante el ingreso se valora la indicación de otros tratamientos como fisioterapia para mejorar la movilidad, Unidad Del Dolor para conseguir un buen control del dolor…

Consultas Externas

Al alta, el paciente que lo precise es atendido y se realiza su seguimiento en consultas externas de UCS-Medicina Interna, Oncología…para el tratamiento de los síntomas.

También se realiza un seguimiento del paciente que lo precise en consultas externas de Psciconcología/Psiquiatría. Los familiares que lo precisen también serán atendidos en el proceso de duelo.

Ante un diagnóstico de un cáncer es conveniente acudir al apoyo psicológico de la Unidad.

La Unidad está destinada al control de síntomas físicos, así como el aspecto psicológico y también social del paciente y su familia. En ella se valora su evolución y se da cobertura a sus necesidades.

Se atiende tanto a enfermos hospitalizados como los que lo han estado, en este caso en consultas externas.

¿Qué especialidades participan en una Unidad de Soporte al enfermo oncológico?

Medicina Interna, Psicología (especialista en Psicología Clínica), Psiquiatría, y Trabajadora Social. Si es necesario se solicitan los servicios de los especialistas de la Unidad del Dolor: Anestesistas, Fisioterapeutas, etc.

¿La unidad de Soporte da servicio al enfermo domiciliario?

No directamente, pero si se considera indicado se coordina el seguimiento en su casa por parte de los servicios de Hospitalización Domiciliaria.

¿Qué ocurre si surgen necesidades sociales, bien al paciente o la familia, que afecten al tratamiento?

La Trabajadora Social de la Unidad de Soporte valorará y facilitará las soluciones.