Unidad de Radiocirugía

Introducción

Que es el cáncer

Es un conjunto de enfermedades con comportamientos clínicos y evolutivos distintos pero que tienen unas características comunes.
Todos los cánceres empiezan en las células, que son las unidades básicas de vida del organismo. Cuando cambian en su crecimiento o división de una manera no controlada, desarrollan una masa o tumor. Dependiendo de dónde ocurre este fenómeno se denominan cáncer de: mama, colon, próstata, pulmón, etc.
Puede ser que no exista efecto masa que es el caso del cáncer de la sangre o del sistema linfático: Leucemias, Linfomas, Mielomas, etc.
Un cáncer tiene la capacidad de invadir otras localizaciones del organismo, bien estructuras vecinas o a distancia del foco inicial: metástasis.
Aunque no es lo más frecuente, pueden existir dos o más tumores distintos en la misma persona.
Un pequeño porcentaje de cánceres se consideran hereditarios.

Conveniencia de las Unidades de Diagnóstico y Tratamiento

Al ser el cáncer una enfermedad tremendamente compleja precisa para su estudio, diagnóstico y tratamientos adecuados la complicidad de médicos y enfermeras de distintas especialidades, así como unidades de apoyo al paciente y la familia.

Qué hace una Unidad de Diagnóstico y Tratamiento

Se trata de un grupo de especialistas que estudia todos los pacientes nuevos de un Cáncer específico que llegan al hospital. Todas las semanas se reúne y planifica la estrategia diagnóstica y terapéutica más adecuada para cada caso.
Además, planifica los distintos tratamientos: quirúrgico, quimioterápico, radioterápico, etc... de la forma más rápida posible.
Por otro lado, analiza e informa los casos de este tipo cáncer procedentes de una consulta de segunda opinión y se entrevista con las personas solicitantes.
Revisa y actualiza periódicamente el protocolo terapéutico y expone temas de actualidad relacionados con el tipo de tumor.

Descripción y  Tipos de Cáncer

Descripción del Tratamiento

La radiocirugía estereotáxica es una modalidad de tratamiento de radioterapia de muy alta precisión, que consiste en administrar una alta dosis de radiación, con gran exactitud, perfectamente conformada y adaptada a la lesión (“volumen diana”), con independencia de cual sea su localización en el paciente.

Permite concentrar la radiación en la lesión evitando las estructuras anatómicas sanas inmediatamente adyacentes, mejorando la seguridad y eficacia al disminuir el riesgo de toxicidad. Esto se consigue mediante la generación de múltiples haces de radiación que confluyen en un mismo punto (lesión).

Tiene además, la ventaja de acortar la duración del tratamiento de radioterapia, habida cuenta que se administra en 1 sesión (dosis única) o entre 2 y 5 sesiones (dosis hipofraccionada) y en régimen ambulatorio (sin ingreso hospitalario).

Descripción del Procedimiento

Interviene un equipo multidisciplinar, que incluye oncólogos radioterapeutas, radiofísicos hospitalarios, neurocirujanos y neurorradiólogos.

Se utilizan Unidades de Megavoltaje de alta tecnología (Aceleradores lineales, Gamma knife), que generan haces de radiación (Rayos X o Fotones) de alta energía, y Planificadores 3D que utilizan sofisticados algoritmos de cálculo.

Para conseguir la precisión y exactitud del tratamiento, es imprescindible identificar perfectamente la localización de la lesión mediante técnicas de diagnostico por imagen (TAC, RMN, Angiografía) y asegurar una correcta inmovilización del paciente (marco estereotaxico fijo, mascara termoplástica reposicionable).

Durante todo el procedimiento, el paciente está consciente y despierto, habida cuenta que únicamente se requiere anestesia local para la colocación del marco estereotaxico.

RADIOCIRUGIA: Indicaciones

Inicialmente la radiocirugía se empleó para el tratamiento de lesiones localizadas en el cerebro (intracraneales) y actualmente se utiliza también para trata lesiones en otras partes del organismo (extracraneales).

En el cerebro, se introdujo como una alternativa a la cirugía convencional o a procedimientos terapéuticos cruentos en ciertas patologías, habida cuenta de su localización en un área no accesible o especialmente elocuente y delicada, la edad del paciente o el riesgo quirúrgico en pacientes con otras enfermedades, estando actualmente acreditada incluso en pacientes que no tienen una contraindicación quirúrgica.

Indicaciones en patología intracraneal:

  • Benigna
    • Vascular: malformación arterio-venosa, fistula arterio-venosa.
    • Neurinoma pares craneales: el más frecuente es el neurinoma del acústico (VIII par ) .
    • Meningiomas, especialmente localizados en aéreas no accesibles, elocuentes o no resecables.
    • Adenoma de hipófisis.
    • Neuralgia del trigémino.
  • Maligna
    • Metástasis cerebrales.
    • Tumores malignos: tratamiento de sobreimpresión o de rescate en casos seleccionados. Indicaciones de patología extracraneal (SBRT):
  • Pulmón:
    • Tumor primario (T1-2).
    • Metástasis pulmonares (1-3).
  • Hígado y vías biliares:
    • Tumor primario
    • Metástasis hepáticas (1-3)
  • Espinal y vertebral
  • Próstata

El paciente es valorado en la consulta y su caso clínico evaluado en la Unidad de Radiocirugía, para decidir si existe indicación de tratamiento o, en su defecto, recomendar al paciente la opción de tratamiento más adecuada.  

En el caso de estar indicada la Radiocirugía, es citado con instrucciones para acudir el día del tratamiento, que incluye un día de ingreso, habida cuenta que la duración total del procedimiento, que incluye la realización de las pruebas diagnosticas, colocación del sistema de inmovilización, estudio de planificación, test de verificación y realización del tratamiento, implica varias horas.

El día siguiente al tratamiento, el paciente recibe el alta hospitalaria.

 

¿La Radiocirugía es un procedimiento quirúrgico?

No. Es un tratamiento único y exclusivamente de radioterapia. La palabra radiocirugía es una traducción literal del anglosajón (radiosurgery), que fue introducida para definir una nueva "alternativa quirúrgica" efectuada mediante la radiación.

¿La Radiocirugía implica anestesia general?

No. Únicamente se aplica anestesia local en los puntos de fijación del marco localizador estereotaxico que se emplea para el tratamiento de lesiones intracraneales en dosis única, y que se fija al cráneo, para conseguir una absoluta inmovilización del paciente y la exactitud en la localización de la lesión. El paciente está consciente, despierto y orientado durante todo el procedimiento.

¿La Radiocirugía provoca dolor?

La radioterapia no provoca dolor, ni calor, ni sensaciones de calambre. Durante la administración de la radioterapia no se nota nada. Únicamente, existen ligeras molestias locales, de carácter mecánico, por la colocación del marco, que son controladas con analgésicos menores, en el caso que el paciente lo requiera.

¿Son necesarias tomar precauciones después del tratamiento con radiaciones?

En la radiocirugía, como no se utilizan isotopos radiactivos, el paciente no se contamina ni contamina a los demás, de manera que no es necesario ningún tipo de protección ni cambios en el hábito de vida.

¿Puedo hacer mi vida normal después del tratamiento?

En general, es muy raro que se manifieste algún tipo de toxicidad inmediatamente después del tratamiento, de manera que se puede incorporar a la vida normal.

Únicamente, en el caso de tratamiento de una patología vascular, que requiera la realización de una angiografía, se recomienda reposo de aproximadamente 48 – 72 horas, que está encaminado a evitar un posible episodio de sangrado en la zona de la punción, pero que no tiene que ver con el tratamiento propiamente dicho de radiocirugía.

¿Que se consigue con la Radiocirugía?

En el tratamiento de la patología vascular cerebral, el objetivo es la oclusión completa de la malformación arterio-venosa. En el caso de tumores benignos y malignos, el control local de la lesión, es decir evitar su crecimiento. En el caso de la neuralgia del trigémino, el control del dolor o la disminución de las necesidades analgésicas del paciente.

¿Tiene efectos secundarios la Radiocirugía?

Como cualquier tipo de procedimiento terapéutico, tiene sus riesgos potenciales de toxicidad, aunque el riesgo de secuelas suele ser bajo. Depende de diferentes factores, fundamentalmente relacionados con la localización y tamaño de la lesión a tratar (generalmente en áreas muy delicadas), así como de la propia sensibilidad del paciente a la radiación, muchas veces condicionada por otros factores de riesgo, que se deben valorar de manera particular.

En el caso de toxicidad, esta suele aparecer entre los 3 y 18 meses después de realizado el tratamiento.

¿Es posible realizar un tratamiento de Radiocirugía en cualquier tipo de tumoración o lesión?

No. Los criterios de indicación de tratamiento con radiocirugía son muy estrictos y obeceden a diferentes características en relación al tamaño, localización, morfología de la lesión así como de tratamientos previos recibidos por el paciente.